• Black Blogger Icon
  • Black Facebook Icon

© contacte: amicsfoto@gmail.com

BERNAT MILLET

BITTER, SWEET, SOFT

Espai expositiu: Capella de S. Antoni

Torroella de Montgrí

Millet enfoca su mirada en la vida cotidiana, en un relato de lo íntimo, donde surge una fuerte sensación de unión basada en el pilar de la familia, que sustenta unos campos cuyos habitantes viven sus vidas en un compás de espera. De esta manera, el pueblo saharaui refuerza su identidad, forjando, día a día, a través de sus valores, un sentimiento de pertenencia, tratando de difuminar las cicatrices que surcan sus almas, dejando paso a una grieta por donde se abre paso una pequeña luz.

¿Qué pasa con la percepción del tiempo en un lugar dónde el futuro es incierto y lo único que les hace levantarse y seguir luchando es la esperanza de la liberación?

La cultura saharaui se ve ahogada en un desierto sin límites espaciales pero sí limitado de recursos.
En este paraje inhóspito, desierto real y metafórico, brotan juegos y risas, en una tierra aparentemente yerma se esconden brotes que esperan salir. Sus habitantes se levantan para rebelarse contra la condena del olvido, contra los días no vividos, contra el tiempo yermo, contra la desolación. Gritan, con voz áspera, que aún quedan fuerzas para seguir luchando.
                                                           Texto: Clara Puigdelabellacasa Svensson

BERNAT. La Floresta, 1986.

Fue en Londres donde sus ideas fotográficas empezaron a desarrollarse llevándole a cursar la carrera de fotografía en la Universidad de Middlesex en 2008. Durante este periodo de tiempo, Millet encuentra en el gran formato su instrumento para narrar al mundo un instante. Posteriormente se especializa en fotoperiodismo y fotografía documental en Mid Sweden University (Sundsvall).
Su búsqueda artística le lleva inevitablemente a querer mostrar unas imágenes contundentes lejos de la frivolidad y más allá de la sensibilidad y el sufrimiento, evocando esa belleza en el retrato; capturando la magia que se esconde detrás de rostros que sobreviven día a día, de miradas llenas de coraje y de comunidades olvidadas que vibran porque están vivas. De recuerdos que los medios de comunicación suelen dejar en el olvido.
Su trabajo ha sido expuesto en innumerables exposiciones en ese Londres que vivió sus primeros pasos, ha expuesto en Truman Gallery, la Parlour Gallery y The Print Space Gallery, como también en Estocolmo en el Centrum För Fotografi y Fotografiska Muséet. En España, su obra “La Poliomielitis” ha sido expuesta en varias localidades. Su espectacular carrera le ha llevado a ser finalista del galardón “fotógrafo del año” en The Guardian Student Media Awards 2011, y en The Taylor Wessing Photographic Portrait Prize 2011, siendo uno de los artistas exhibiendo en la prestigiosa National Portrait Gallery de Londres.
Millet nos habla desde cada una de sus obras, las cuales no dejan indiferente al espectador que busca en la fotografía ese punto de emoción que permite hacer divagar a la mente en la belleza oculta del retrato humanizado.